RSS

Archivo de la categoría: imagenes

Petete, ¿cómo eran las pesetas?

Monumento de la peseta en Roquetas de Mar, Almería

Los más pequeños a veces escucharán historias de cuando sus padres compraban una revista o cualquier otra cosa que les costaba tantas pesetas. Las mismas historias que escuchaban esos padres de sus propios padres. La historia se repite, porque una moneda es algo que utilizamos casi todos los días como intercambio: “Yo te doy esto a cambio de esto otro”.

La peseta llevaba en circulación desde el 19 de octubre de 1868, hasta que el 28 de febrero de 2002 fue sustituída por el euro (€).

1 peseta

La palabra peseta, aunque no está demostrado totalmente, parece proceder de la palabra catalana peceta que significa piececita, un diminutivo de peça, pieza, nombre con que en el siglo XV se conocía a algunas monedas de plata.

Al principio una peseta estaba dividida en 100 céntimos, como ahora los euros. Manejarlas diariamente para ir a la compra hizo que se les pusiesen nombres muy curiosos para no tener que decir por ejemplo “5 pesetas” o “25 pesetas”. Por ejemplo 25 céntimos eran “un real”, una peseta entera eran “cuatro reales”. 5 pesetas terminó llamándose “un duro”, así la moneda de 25 pesetas pasó a llamarse “cinco duros”. De la moneda de 100 pesetas nacería una de las cadenas de tiendas más conocidas de España, el “todo a cien”.

Las monedas han ido cambiando mucho con el paso del tiempo y la peseta ha visto pasar muchas formas distintas. Al principio eran gordas y pesadas, algunas como la moneda de 25 pesetas de plata era realmente gigante, por no hablar de la de 50 pesetas. En sus años finales se optó por unas monedas menos pesadas y más pequeñas para facilitar su transporte en bolsillos y monederos.

50 pesetas

La moneda de 25 pesetas fué realmente curiosa, ya que le hicieron un agujero en medio que sirvió para muchas cosas, entre otras para jugar atándole un hilo. A la de 50 pesetas le hicieron unos bordes diferentes. Está claro que en sus últimos años le echaron imaginación para crearlas y era muy divertido coleccionar cada pieza, sobre todo porque al final cada una llevaba un dibujo de su comunidad autónoma y había mucha variedad.

Al principio, en vez de moneda, la peseta era billete, ¿quieres ver cuántos tipos de billete diferentes había y hubo hasta el final?

Billetes de la época de la peseta

¿Por qué se sustituyó la peseta por el euro?

En cada país se utiliza una moneda de intercambio. Cuando viajas de uno a otro país, necesitas cambiar el dinero de tu país por el dinero del país al que vas a viajar para así poder comprar cosas. La mayoría de paíeses de Europa acordaron una moneda única. De esta forma, cada vez que se viajase dentro de Europa no haría falta cambiar las monedas. Así hoy día aunque los precios entre países son diferentes, la moneda de pago es la misma y no tenemos que pensar qué cambio tenemos que hacer.

En el resto de países que no llegaron a este acuerdo se sigue cambiando la moneda.

 

La revista de Petete Nº 1: Portada

La revista de Petete nº1

Hola amigos, aquí os traigo una portada que tenia guardada desde hace muuuuuchos muuuuchos años, para llevar todo el conocimiento del Libro Gordo a todo el mundo en Trulalá y más lejos. La portada de la revista de Petete nº 1. (Para ver la portada en grande, pulsa sobre la imagen).

Por aquel entonces y hasta el año 2002 se pagaba con pesetas, la moneda oficial en España y esta revista costaba 120 pesetas.

Lo que más me gusta es la foto que nos echaron a Pichichus y a mi. En esa primera revista se regalaba un álbum de cromos coleccionables y los primeros cromos para pegar. Ya veis lo contento que se puso Pichichus pasando páginas y usando el pegamento. Lo puso todo perdido y creo que al final había más cromos pegados por la habitación que en el propio álbum.

Este primer número nos hizo a todos mucha ilusión y tenía cosas muy interesantes que os iré descubriendo poco a poco, incluídos los cromos, sí, los cromos para que podais ver como eran y si quereis hasta imprimirlos.

 

¿Cómo hacer una lámpara de lava?

Me gusta tener al lado de mi mesilla encendida por las noches mi lámpara de lava. Hay veces que me he quedado dormidito mirando las burbujas de colores subir y bajar sin descanso. ¿Quieres saber cómo hice mi propia lámpara de lava con materiales que tenía por casa? Algunos tendrás que comprarlos y otros si no sabes cuáles son ya sabes, pregunta en casa que seguro podrán ayudarte.

MATERIALES NECESARIOS:

Una botella

- Una botella con la forma que más te guste y que tenga tapadera.

Agua

- Agua

Colorante alimenticio

- Colorante alimenticio (el mismo que se utiliza para por ejemplo hacer el arroz)

Brillantina

- Brillantina (lo encuentras en cualquier tienda de cosméticos)

Aceite vegetal

- Aceite vegetal (el mismo que sirve para cocinar)

Sal

- Sal

Linterna

- Una linterna

MANOS A LA OBRA:

Llena la botella con agua tres cuartas partes. Comienza a vertir dentro el colorante o mezcla varios de ellos hasta que te guste el color que ves. Cuando te guste el color, vierte la brillantina para conseguir un efecto brillante del color. Termina de llenar la botella sin llegar hasta arriba del todo vertiendo el aceite vegetal. Deja reposar la mezcla unos minutos. Después vierte sal dentro de la botella e iluminala con la linterna o con tu lámpara de la mesilla, ¡¡verás las burbujas de color subir y bajar!! Cuando las burbujas paren vierte más sal para volver a ver cómo funciona una lámpara de lava.

Si quieres tener una lámpara que funcione todo el tiempo, visita este enlace, pero cuidado porque deberá ayudarte una persona mayor, ya que se manejan otros elementos más peligrosos.

► Hacer una lámpara de lava

Vídeo “¿Cómo hacer una lámpara de lava?”

Lámpara de lava

El secreto de una lámpara de lava es la ciencia. El aceite es más ligero que el agua. Cuando viertas el aceite vegetal en el agua verás que se queda arriba. En cambio, la sal es más pesada que el agua y que el aceite, y en cuanto la viertas dentro verás que se hunde hacia abajo, pero no de la forma que crees.

Cuando viertes la sal, se unen a las gotas de aceite y se las llevan hacia abajo. Una vez abajo, cuando la sal se disuelve, esas gotas de aceite vuelven hacia arriba. El resultado es magia de gotas de colores subiendo y bajando dentro de una botella, una auténtica lámpara de lava.

 

El cerebro humano

El cerebro humano

El otro día me tiré un buen rato observando al lado del Cañitus para ver si regresaban Hijitus y Pichichus, pero nada. Así que regresé a casa. Lo mejor es que a partir de ahora os lo relate todo en una nueva sección que llamaré AVENTURAS y que os pondré arriba dentro de poco, así podré centrarme mejor aparte en las páginas del libro gordo, que no para de crecer y crecer.

Apenas pude dormir porque mi cabeza le daba vueltas una y otra vez a lo que les podía haber sucedido a los dos, no paraba de imaginar cosas y todo eso lo pensaba mi cerebro.

El cerebro humano es algo así como nuestro centro de operaciones, forma parte del sistema nervioso central y está protegido por los huesos del cráneo y tres membranas llamadas meninges entre las que hay un líquido llamado cefalorraquídeo que lo protegen de golpes. Del cerebro surgen las emociones (como el llorar, reir, la tristeza, la alegría), el conocimiento, la memoria y el aprendizaje. De hecho la capacidad de un cerebro humano para procesar y almacenar información es mejor que la de cualquier ordenador que podamos ver en las tiendas, aunque sea lo último en tecnología. Menuda máquina, ¿no? Además no necesita que se le reemplacen piezas para llevarlo a la última, porque ya se adapta él solo.

Cuando realizamos alguna acción como escribir en el ordenador o cuando tenemos un sentimiento como ganas de reir, nuestro cerebro actúa como una orquesta de música, cada area se especializa en una cosa para que esa acción pueda ser realizada.

Funciones del cerebro

Un mensaje enviado desde el cerebro a cualquier parte de nuestro organismo puede alcanzar la velocidad de 360 Km/h. Esto quiere decir que un impulso nervioso tarda dos décimas de segundo en llegar al pie.

El cerebro humano no es el más grande de la naturaleza, lo superan el de las ballenas y los elefantes entre otros.

Aquí te traigo un par de imágenes para que pienses y veas que el cerebro interpreta una cosa, pero que es capaz de ver otras. Haz la prueba con tu familia o amigos, ya verás como casi todos decía una cosa distinta al mirar la imagen, el juego consiste en decir qué es lo que ves primero.

1. ¿Qué ves aquí? ¿Una cara de un niño o dos caras de dos niños?

Ilusión óptica

2. ¿Qué figura has visto antes?

Ilusión óptica

 

Petete, ¿por qué siempre vemos la misma cara de la Luna?

¿Por qué siempre vemos la misma cara de la Luna?

Es bastante tarde ahora que estoy escribiendo. Estoy aquí a las afueras de Trulalá sentado en el banco de tronco de árbol esperando a ver si vienen Hijitus y Pichichus, pero por aquí no aparece nadie. ¿Qué les habrá pasado? Ese rastro de arena me tiene preocupado. No se los habrá llevado el hombre del saco.

Hay luna llena esta noche y además está despejado, se pueden ver desde aquí los mares de la Luna y los cráteres. ¿No os habéis preguntado nunca por qué siempre que miramos hacia arriba vemos la misma cara de la Luna? Sea llena, menguante, creciente o llena, la miremos directamente o con telescopios, siempre vemos las mismas cosas de ella, sea donde sea donde estemos, en cualquier país del mundo.

Cara visible de la Luna

Como sabéis, la Tierra hace dos movimientos, uno de traslación alrededor del sol que da lugar a las estaciones y otro de rotación sobre sí misma, lo que da lugar al día y la noche.

La Luna hace esos dos mismos movimientos, uno de traslación alrededor de la Tierra, ya que es nuestro satélite, y otro de rotación sobre sí misma. Entonces, ¿por qué vemos siempre la misma cara? Pues es sencillo, vemos siempre la misma cara porque el tiempo de rotación y el de traslación de la Luna coinciden, aunque en la práctica vemos siempre un poquito más de la cara oculta debido a unos balanceos de la fase de rotación, lo que se conoce como libración. Os pongo una fotografía en movimiento que se hizo en 2005 para que veais la libración.

Libración de la Luna

Para que lo tengas más claro te propongo un juego. Pide a una persona mayor que lo haga contigo. Esa persona será la Tierra y se tiene que poner en el medio y tú serás la Luna y girarás a su alrededor. Debéis estar sincronizados perfectamente para que salga bien, ¿vale?

Ambos teneis que girar sobre vosotros mismos. el que hace de Tierra en el centro gira sobre sí mismo y no se mueve del centro. Mientras, el que hace de Luna, además de girar sobre sí mismo tiene que ir poco a poco trasladándose alrededor del que hace de Tierra sin dejar de girar ninguno de los dos. Si os sincronizais bien veréis que jamás os llegais a ver la espalda, siempre que os encontrais al dar una vuelta sobre vosotros mismos os veis la cara.

Pues así es como ocurre y esta es la respuesta de por qué siempre vemos la misma cara de la Luna. Os dejo una foto de lo que estoy viendo ahora mismo.

Luna en Trulalá

Me quedaré un ratito más a ver si aparecen Hijitus y Pichichus, por lo menos la compañía de la Luna me agrada, pues siempre está de cara.

En castellano nuestro primer día de la semana se llama LUNES, que viene del latín LUNAE DIES, que significa DIA DE LA LUNA. En idioma inglés ocurre lo mismo, sería MONDAY, que viene de MOON DAY y en francés exactamente lo mismo, ya que allí se escribe LUNDI. En italiano sería LUNEDI.

Como mes la Luna tiene una influencia sobre nosotros muy grande. Normal, la vemos casi todos los días antes de ir a dormir.

El libro gordo te enseña,

el libro gordo entretiene,

y yo te digo contento,

hasta la clase que viene.

Escucha este texto con voz:

Escuchar noticia

 

Las formas de los cristales de hielo

Las formas del hielo

Pensé que tenía las imágenes de las formas del hielo por aquí escondidas entre los libros, esas que te prometí enseñarte ayer, pero no las ví por ninguna parte así que envié un correo a Hijitus y resulta que era él quien las tenía en su poder. Allí me las dejé cuando llegué a Trulalá.

Esta mañana me he pasado a recogerlas al Cañitus pero no había nadie en casa. Hijitus me había dejado las fotos dentro de un sobre colgadas del pomo de la puerta. Ni rastro de él ni de Pichichus, ¡qué extraño!

Cuando me he dado la vuelta para volver a casa he visto unas pisadas en la arena, como si alguien se hubiese estado arrastrando por el suelo. El rastro continuaba hasta perderse en el bosque y allí me he detenido. Bueno, espero que no les haya pasado nada, las profundidades del bosque de Trulalá son misteriosas y de todos es sabido que hay una presencia extraña allí dentro. Algunos aseguran haber visto en el cielo de la noche a alguien volando. ¡Grrrrr, qué miedo!

A lo que iba, aquí tengo esas fotografías tan bonitas de las diferentes formas del hielo visto al microscopio del amigo de Anteojito, al que espero ver pronto para poder presentároslo.

Plato seccionado (a -15º)

Hielo dentado (a -1º y -3º)

Columna sagrada y Agujas (a -5º)

Son muy bonitas. Dependiendo de la temperatura como ves, las moléculas que forman estos cristales adoptan una u otra forma ordenándose simétricamente para crear estos preciosos cristales. Lo más interesante es que las formas del hielo pueden ser casi infinitas. Aquí en la Tierra hay muchas, pero en otros planetas del Sistema Solar o en otros mundos donde exista hielo en el Universo, dependiendo de la temperatura y la presión, podríamos encontrar formas asombrosas.

Y si tenemos en cuenta que esas formas juntas a su vez crean otras formas, de entre las muchas que hay te voy a enseñar una foto de flores de hielo.

Flores de hielo

Bueno, voy a investigar a ver qué ha sido de Hijitus y Pichichus y ese misterioso rastro en la arena de la puerta que se introducía en el bosque.

¿A que no sabes dónde se hicieron por primera vez helados de sabores? Pues en la antigua Roma. Resulta que los esclavos del emperador romano Nerón aprovechaban el hielo de las montañas cercanas en verano. Después este hielo lo mezclaban con frutas, vino o miel para crear los postres reales.

Escucha este texto con voz:Escuchar noticia

 

Petete, ¿por qué cae la nieve?

¿Por que cae la nieve?

“En la página que viene, dice por qué cae la nieve”

Hoy estoy muy contento porque por fin podré mostrarte mi primer video. Además como podrás ver en la parte de arriba del todo, he abierto una nueva sección llamada VIDEOTECA. He dejado la cinta que mordió Pichichus debajo de mis libros durante toda la noche para que se alisase, después la he metido en la grabadora y la he pasado desde el ordenador a internet directamente.

Desde hace días he estado rebuscando entre las grabaciones que hice desde la Antártida hasta llegar a Trulalá y como vengo de un lugar muy muy frío, he decidido enseñarte cosas sobre la nieve. Allí en la Antártida hace tanto frío que casi siempre está nevando. Eso ocurre por lo que vas a ver en el video.

¿Por qué cae la nieve?

Como has visto, los copos de nieve son cristales que tienen formas muy curiosas como estas, que pude tomar gracias a un amigo de Anteojito que nos prestó un microscopio para observarlas más de cerca. La primera te sonará mucho porque mucha gente pone su símbolo en las ventanas en Navidad. La última parece un trébol y la de enmedio un espejo con polvo, ¿a que sí?

Como habrás aprendido en la escuela, el agua de los océanos y el mar se evapora por el calor del sol y sube, formando nubes. Cuando ese vapor de agua se acumula en las nubes y viaja hasta un lugar frío por debajo de los 0ºC (qué fríoooo), entonces se forman cristales de nieve. Cuando hay muchos cristales de nieve formados, la nube los descarga y los lanza a la Tierra. Lo que nosotros vemos caer son copos de nieve, pero estos copos tienen decenas, cientos, miles y millones de cristales de nieve que se derriten con el calor.

Tengo unas fotos muy bonitas sobre las formas del hielo, pero lo dejo para otro momento. Mirad lo que se puede llegar a hacer con la nieve, no solo el muñeco de nieve de siempre, fijáos.

Oso de nieve

Perro de nieve

¿A que son divertidas? La próxima vez que vea nevar en Trulalá o donde quiera que vayamos de aventuras, trataré de hacer algo parecido.

“El libro gordo te enseña,

el libro gordo entretiene,

y yo te digo contento,

hasta la clase que viene”

En algunos lugares del mundo la nieve se utiliza para vivir, yo en la Antártida vivía en una casa de nieve, llamada IGLÚ. Si te pierdes en la nieve, nunca te faltará agua, no olvides que la nieve sigue siendo agua que se evaporó del mar o el océano y que pasa por diferentes estados para volver a ser agua.

Si con la nieve quieres jugar, no olvides abrigarte mucho para al día siguiente poder disfrutar.

Escucha este post con voz:

Escuchar noticia

 

Hijitus y Pichichus

¡Holaaaaaa! ¿No tocaba hoy poner ese video que iba a preparar? Ni te imaginas lo que ha ocurrido.

Como bien sabes ayer recibí por la noche un mensaje de Hijitus diciendo que su perro se había puesto malito de la tripa por comerse un helado. Mira, este era el mensaje:

“Pichi está malote d la tripa x comer helado. Tienes k contarme eso k dices del libro gordo. Bss.”

Pues bien, esta misma mañana me he dirigido a las afueras de la ciudad de Trulalá, que es donde reside Hijitus, y allí estaban los dos tan campantes y sonriendo enfrente del cañitus donde viven. Me ha hecho tanta ilusión verles bien y a Pichichus ya recuperado que les he echado una buena foto para que les conozcáis.

Hijitus y su perro Pichichus

Por suerte siempre llevo mi cámara y mis bártulos a todas partes, uno nunca sabe lo que puede encontrar por el camino. ¿Te has fijado en el enorme sombrero desgastado de Hijitus? Por más que se lo digo no quiere uno nuevo y no sé por qué será.

Un segundo después de haber tomado la foto, Pichichus se ha sentido atraído por el flash de la cámara y ha venido corriendo hacia mí, me ha tirado al suelo de la alegría que le ha dado verme y se ha liado a juguetear con mis cosas… adivina lo que tenía en la boca cuando me he dado cuenta… ¡la cinta que te quería enseñar hoy!

Se la he quitado a tiempo antes de que le incase mucho los colmillos, pero ahora me tocará limpiarla y alisarla para que entre en la grabadora y no se rompa. Espero poder mostrártela cuanto antes.

Hijitus después me ha invitado a pasar dentro del cañitus, su casa, una tubería muy grande y larga. Pichichus se ha recostado en su camita mientras jugaba con una tapadera de mi cámara vieja que ya no uso. Es un lugar muy bonito, mirad, tengo una foto que hice de noche con las estrellas y la luna llena.

Cañitus

Hemos estado hablando un largo rato sobre El Libro Gordo. Hijitus dice que quiere escribir también en él. Esto parece ser el principio de una gran aventura.

¿Te has fijado en el mensaje que Hijitus me envió?

“Pichi está malote d la tripa x comer helado. Tienes k contarme eso k dices del libro gordo. Bss.”

¿Qué son esas palabras “x“, “k“, “d“, “bss“? Los mensajes de móvil tienen un espacio limitado de letras, es decir, no puedes escribir en ellos todo lo que quieras. Por eso desde hace un tiempo la gente abrevió las palabras para poder enviar todo lo que querían poner. x=por; k=que; d=de; bss=besos. Hay muchisimas abreviaturas y una de las que más me gusta es esta: TQM o TKM, ¿sabes su significado? La respuesta la dejo en los comentarios escrita al revés, que no quiero que nadie se entere.

Es maravilloso aprender nuevos lenguajes como el del móvil, pero para escribir en papel o cualquier otro sitio, recuerda que el único límite de espacio es tu imaginación, escribe las palabras completas, así todo el mundo entenderá lo que quieres contarles.

Escucha este post con VOZ

Escuchar noticia

 

El Libro Gordo de Petete

El Libro Gordo de Petete

Los libros esconden toda la sabiduría acerca de todo lo que vemos e imaginamos.

Es sus páginas en blanco escribimos lo que sentimos o vivimos con una sola intención, conservarlo para futuras generaciones y para nosotros mismos como un bonito recuerdo.

Pues todos esos libros y cualquier cosa que hayas experimentado en el colegio, en el instituto, mientras andabas por la calle o en cualquier lugar, todo eso está encerrado en mi libro, El Libro Gordo de Petete, un libro gigante y mágico donde cabe cualquier cosa imaginable y que nunca aburre porque siempre sigue escribiéndose y tiene nuevas páginas llenas de cosas y juegos.

Petete soy yo, nací de un lapicero empuñado por Manuel García Ferré, vengo del continente llamado Antártida y algún día os contaré por qué me dispuse a recorrer el mundo entero buscando información y secretos. Todos buscamos algo en los viajes y yo también lo busco.

En ese viaje me topé con muchísimos amigos que aún hoy están compartiendo mis aventuras, como Trapito, Hijitus y su fiel perrito Pichichus, al que le encanta investigar, Anteojito, un niño muy listo que vive con su tío y que además es primo de Hijitus, y otros muchos que os iré presentando, ya que todos ellos escriben en el Libro Gordo todo lo que van aprendiendo.

Arriba os he dejado una foto mía frente a la primera página de este gran libro (las anteriores están en blanco, un misterio que tenemos que resolver). Si hace más de 30 años cuando empecé todo esto me hubiesen dicho que hoy en 2008 iba a estar escribiendo en una tele pulsando teclas, jamás me lo hubiese creído, pero así es, lo estoy haciendo. Esto también me da la posibilidad de compartir con vosotros algunos videos que voy grabando e incluso las tonterías que hacen mis amigos, que ya veréis…

Me marcho ya a dormir que son casi las 23:30 de hoy domingo 27 de Julio y quiero levantarme pronto para tener listo un vídeo que os gustará.

Por cierto, ¿os mola mi chupete? Lo llevo a todas partes, mientras otros llevan collares, el mío es mi petete, un regalo muy especial que llevo desde que nací.

¡Os espero a todos! Y no olvidéis este poema, será desde hoy nuestra seña de identidad para cualquier cosa importante:

El libro gordo te enseña,

el libro gordo entretiene,

y yo te digo contento,

hasta la clase que viene.

Me acaba de llegar un mensaje al iPod (ese teléfono móvil nuevo tan chulo) de Hijitus. Me dice que su perro Pichichus se ha puesto malo por comerse un helado esta tarde y que está mal del estómago. ¡Qué descuido más grande! A los perros hay que alimentarles con su comida especial y no darle mucha cantidad de la nuestra porque si no se ponen malitos. Mañana iré a visitarle. Yo conocí a un perrito llamado Yoko que se ponía malo si comía salchichón.

El libro gordo de Petete pueden leerlo personas de todas las edades, porque está escrito entre mis amigos y yo y somos de edades distintas. Si eres pequeño y no has entendido algo de lo que está escrito, consúltalo con tus padres, ellos seguro podrán echarte una mano para conseguir entenderlo todo.

Nunca olvides que compartir la diversión es mejor que divertirse solo.

 
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.